Alcubilla de Avellaneda

 

 

Historia

Arquitectura

Fauna

Flora

 

 

Historia

 

El término Alcubilla podemos observar que procede de la toponimia árabe en la cual este significa “torrecilla” o como podréis encontrar en algún otro lugar “arca de agua para el riego”, pero el significado apropiado para este pueblo es el de “torrecilla”.

 

Los datos más antiguos de los que nos podemos documentarnos son de que en principios del siglo XVI, tanto Alcubilla como Fuencaliente y Zayas de Torre no pagaban  renta ni de señorial ni de realeza.

El monasterio de Arlanza, en censo enfitéutico, cede a Fuentearmegil y Guijosa a Alcubilla.

 

No podemos hablar de momento de Alcubilla de Avellaneda, porqué este segundo nombre, esta coletilla se la debe al noble D. Lope de Avellaneda y Delgadillo que en 1575 construye el palacio que seria residencia de ilustres moradores. Uno de estos ilustres fue un  favorito de Carlos I. También D. Bernardino González de Avellaneda, que fue nombrado General de la Armada de Indias por Felipe III en 1610. De este rey recibió su título de Conde de Castrillo.

Otros nombres ilustres que pasaran por Alcubilla de Avellaneda son: el Marqués de Torreblanca (concedido por el rey Carlos II en 1686 a D. Alejo de Olmos Girón) y el Marqués de Taviria.

 

Posteriormente el censo del pueblo, compuesto por 107 vecinos, compraron el palacio y los terrenos rústicos colindantes en 1928. El pago se hizo en 20años. La junta compuesta por: D. Fermín Pascual, como presidente, Fulgencio Cabrerizo ,Vicente Pinturas, Saturnino Medel Cecilia ,Mariano Romero, Justo de la Torre, Serafín Lucas ,y el secretario Sr. Pancorbo ,se encargaron de cobrar y llevar el dinero, una vez al año, al Burgo de Osma.

El  monte Balmayor que en ese momento disfrutaba de tener guarda para la caza y la madera y estar bien amojonado.

Con los años el pueblo no pudo hacer frente al palacio y  este se fue degradando, ante la imposibilidad de su restauración se cedió al ayuntamiento de Alcubilla de avellaneda.

 

En la actualidad este a sido restaurado por fuera recuperando su aspecto, y la parte interna a sido reformada. Hoy en día el palacio esta siendo reformado por dentro para construirse un Hotel.

 

-Arriba-

Arquitectura

 

Tenemos tres construcciones propias de ser analizadas, una seria el Palacio por excelencia, otra la iglesia y por último la ermita.

 

  La ermita

 

L a ermita está construida en honor al Bendito Cristo del campillo.

 

Su construcción data de 1775. Para su construcción se utilizaron materiales proc146_4635.jpgedentes de una ermita anterior en ruinas llamada Ermita de Nuestra Señora de la Soledad. Entre estos materiales se encontraban las piedras e inscripciones romanas (podéis consultar sus fotografías y transcripciones en http://www.alcubilladeavellaneda.com/historia.htm) y que quedaron embutidas en sus muros.

Es de planta rectangular  y sus muros tienes fragmentos de estelas funerarias de piedra caliza, fechadas del siglo I a.d.c.

 

En su interior se halla un retablo del Bendito Cristo del Campillo. Está realizado en 1776, a expensas de un devoto.

 

  La iglesia

 

Está construida en honor a  Sta. María Magdalena en el 1756, aprovechando la torre que ya había desde 1658, que paso a ser el campanar.

Su planteamiento inicial era de planta latina ya que en           se ampliaron sus laterales.

Su fachada presenta dos escalinatas para poder acceder al interior de esta, de pórtico neoclásico, alberga en su interior una cúpula de escayola.

 

Tiene un total de cinco retablos cada uno en honor a los siguientes santos: San Sebastián, Santo Cristo, La Virgen, San Antonio de Padua, sin olvidarnos del retablo central perteneciente al siglo XVIII  que contiene cuatro figuras y dos más que custodian este retablo.

Consta de un atril al cual se accede a través de unas escalinatas y un coro al fondo de la iglesia, en  el lateral izquierdo se halla la pila bautismal, aunque hay dos más que se hallan en las columnas de la entrada que separan los laterales.                                                                     

 

  El palacio

 

Están construidas con recios muros de un metro de cubicaje y mampostería a caravista y revoco de mortero, enmarcando las ventanas y balcones con sillería y protección de rejas.

La fachada Oeste es la principal, abierta a una plazoleta, se compone de dos plantas, en la planta baja se halla la puerta principal, de arco rebajado y clave bien tallada, sobre ella se culpe el escudo. Ambos lados se observan dos ventanas rectangulares enrejadas. En la planta superior, sobre la puerta, hay un balcón con voladizo de forja y sobre cada una de las ventanas, alineados perpendicularmente con ellas, dos balconcillos empotrados y enrejados hasta la mitad.

 

 

 

 

 

-Arriba-

 

Fauna

 

Podríamos decir que es rica en cuanto a pequeños animales y demás; no me detendré mucho aquí, pero se pueden encontrar entre otros insectos, arácnidos, mariposas, gusanos artrópodos, anfibios y un largo etc.

De reptiles nos encontramos con víboras y culebras, las cuales suelen habitar en el rió.

En cuanto a animales de tierra podemos nombrar a jabalís, jabatos, zorros, lobos, liebres, conejos y variedad de alimañas.

De aves podríamos ver a perdices, codornices, palomas, palomas torcaces, avefrías, tordos, cuervos, avioncillos, golondrinas, buitres, aguilillas, lechuzas,...

 

-Arriba-

Flora

 

Debido a la tipología  de la variedad de suelos que existen en nuestro municipio, podemos encontrar plantas silvestres de  humedales, de roqueados y pedreras; nitrófilas y ruderales; y de prados y pastos.

 

1)      De humedales: nenúfar amarillo, aguileña, anea y hiedra.

2)      De roqueados y pedreras: broqueletes blancos y dedalera.

3)      De nitrófila y ruderales: zurrón de pastor, malva, mostaza, cardo corredor, ortiga muerta, cardo almizclero, achicoria silvestre, arrancamoños, cebadilla ratonera.

4)      De prados y pastos: arenaria grandiflora, vulneraria, salvia pratense, jasione crispa, cuchara de pastor.

 

Plantas las encontramos de secano y regadío, en cuanto a las de secano tenemos: trigo, cebada, centeno, vid, girasol y espárrago. Y respecto a las de regadío, nos encontramos con: remolacha, judía, cebolla, ajo, tomate, pepino, pimiento, lechuga, acelga, calabacín, berenjena, lombarda, col y berza.

 

También tiene una interesante variedad  de arbustos, matorrales y árboles.

 

Arbustos y matorrales: enebro rastrero, romero, jordán, brecina, asperones, hierba siete sangrías, zarzamora, espino albar, endrino, brezo, acebo, escoba negra, jara, cantueso, durillo y serbal de cazadores.

 

Árboles: encina, sabina, chaparra, chopo, pino silvestre, nogal, enebro común y avellano.

 

-Arriba-