La Farmacia

 

En Peñaranda de Duero podemos encontrar la farmacia más antigua de toda España que todavía continué activa. Esta fue fundada por el padre del primer boticario que allí trabajo, Andrés Ximeno Camarero. Por tanto a finales del  s. XVII   Lucas Ximeno Briongos después de que el Tribunal del Real Proto-Medico de Madrid lo nombrara apto para el oficio.

 

Esta a sido transferida de padres a hijos, lo que nos ha permitido poder disfrutar de ella hoy en día, junto con la colaboración de los Ximeno, que por nostalgia o por amor al arte, han conservado la farmacia tal cual estaba antiguamente, con su  material, sus utensilios, instrumentos y medicamentos en cinco dependencias bien diferenciadas: botica, rebotica, laboratorio, almacén y jardín.

 

La farmacia a contado con el paso de ocho generaciones y actualmente se puede observar las distintas sales de las que disfrutaba esta botic. Su recorrido será siempre visual, ya que jamás podremos tocar ninguno de los instrumentos que allí podremos encontrar expuestos.